UNACASA (etapa 1)

Ficha técnica

Concurso Internacional, diseño de viviendas prefabricadas.

más info en:

www.unacasa.com.ar

Año 2015

Memoria

Pensar la vivienda del Siglo XXI en Latinoamérica desde una perspectiva arquitectónica lleva a incorporar desde el inicio del proceso de proyectación el concepto de cambio.

Las transformaciones sociales ocurridas en los últimos tiempos nos obligan a repensar nuestra actual manera de hacer y de inventar otra nueva forma de hacer lo que todavía no sabemos hacer.

“En las últimas décadas se han producido verdaderas revoluciones productivas, tecnológicas y sociales que hacen necesaria la revisión del concepto de ‘vivienda’ y de los ‘sistemas de pensamiento’ que utilizamos para su proyecto. “ -Reflexiones para proyectar viviendas del siglo XXI, Josep María Montaner-.

Esto significa en gran medida olvidar lo aprendido para empezar a crear, haciendo honor a nuestra función social de velar por la habitabilidad del ser en cuanto humano, que llevado al campo de lo natural (dimensión anterior nuestro rol social) se traduce en la conservación de nuestra especie en el planeta. Asumiendo este rol, hablar de sostenibilidad como un “agregado” al proyecto arquitectónico es redundante, la sostenibilidad debe ser parte inherente de los procesos de proyecto.

La oportunidad de diseñar viviendas a ser construidas industrialmente de manera análoga a la industria automotriz nos llevó a pensar en un ciclo continuo que se retroalimenta. Dicho ciclo se conforma por las siguientes partes:

A. Piezas;

Partes con posibilidad de ser sustituidas, con diversidad de calidades y costos, de manera a poder adaptarse a las economías y a los momentos de cada unidad familiar sin comprometer a la posibilidad de acceso a la vivienda.

Estas piezas a su vez pueden ser industrializadas y generar cada una de ellas otras cadenas productivas, otras industrias, otros mercados, otras fuentes de trabajo.

B. Módulo:

Es la casa en sí, conformada por las distintas piezas que combinadas según una cantidad lógica y posible de variables se adaptarán a los diversos modos de vida y las distintas conformaciones de núcleos familiares.

Cada módulo debe ser flexible, tanto en su inicio como en una proyección a futuro. Esto significa que debe ser flexible en cuanto a distribución espacial como en su posibilidad de mejorar en calidad mediante la sustitución de piezas.

C. Conjunto:

Pensando la casa en su dimensión urbana, asociado a otras piezas el módulo pasa a ser una pieza dentro del conjunto, que a su vez es también una pieza en la construcción de la ciudad y de la sociedad.

Galería